Hawthorne, Edgar Allan Poe

La reputación del autor de Twice-Told Tale (“Cuentos contados otra vez”) ha estado limitada hasta hace muy poco a los círculos literarios; quizá no me equivoqué al citarlo como el ejemplo Par excellence, en nuestro país, del hombre de genio a quien se admira privadamente y a quien el público en general desconoce.